Sembrando innovación -

Sembrando innovación

La palabra innovación es usada en diferentes contextos, tanto en publicidad, como parte de un speech, o integrada en la misión de una empresa. Pero ¿Cómo empezar? ¿Qué hacer primero? ¿Cómo se que estoy innovando? De manera estructural, existen diferentes metodologías sobre innovación que pueden ser utilizadas para ser aplicadas en una organización; sin embargo, es fundamental preparar una tierra fértil, para enfrentar el desánimo y el desaliento de no lograr en el tiempo, resultados tangibles.

Hay dos elementos clave para que las semillas de la innovación puedan crecer. Estos son la gestión del cambio y la cultura innovadora. La gestión del cambio va introduciendo a la innovación en la mente de las personas, para que la empiecen a percibir como algo común, del día a día, pensando diferente en las soluciones a los problemas, o en los productos o servicios que se están ofreciendo. Después de un tiempo en ejecución, y dependiendo del tamaño de la organización, el cambio empieza a permear en la conducta de los individuos, para ir logrando un entorno cultural en base a la innovación. ¿Es sencillo? Depende, aunque es más una tarea de estrategia y perseverancia.

La cultura no es una práctica que empiece y deba tener fin, sino ser un proceso continuo y constante. Solo así, poco a poco, la cultura de innovación va siendo perceptible en los valores compartidos, en las creencias, en las expectativas y hasta en las pláticas de sobremesa.

La introducción de otras prácticas como la integración de métodos lúdicos en el desarrollo de estrategias y formación de equipos de trabajo, el análisis de paradigmas que frenan la innovación en la organización, la integración de canales adecuados de comunicación, y el reconocimiento del personal, van siendo engranes que empujan a desarrollar una mentalidad y una cultura innovadora.

Finalmente, nos quedamos con la frase del gran físico Albert Einstein para reflexión: “Locura es seguir haciendo lo mismo y esperar resultados diferentes”.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *